fbpx

FemDom en español

¿Qué es FemDom?

FemDom en español ▷ En dos palabras: Ella decide y él obedece.

FemDom es el acrónimo en inglés de Female Dominance (Dominación Femenina).

Es cualquier práctica BDSM donde quien domina siempre es del sexo femenino.

Las mujeres dominantes suelen llamarse «Dominatrix» «Dómina» o «Ama», según el contexto o las preferencias personales.

Una dominatriz no necesariamente tiene que dominar a alguien del sexo masculino; también puede tener una mujer sumisa, aunque esa relación se llama «LezDom», a diferencia de FemDom.

Bases de la relación FemDom

En la dominación femenina, la mujer decide y el hombre acepta voluntariamente el liderazgo de la mujer.

Como en otras orientaciones del BDSM, no existe un conjunto predefinido de actividades que pertenezcan necesariamente al campo de la dominación femenina.

Generalmente, la mujer dominante determina actividades concretas en el contexto de un encuentro mutuamente consensuado de acuerdo a sus gustos y prefrencias..

Hay muchas maneras de sentir o vivir el FemDom, tantas y tan diferentes como la mujer que lo practica, diferente carácter, diferentes respuestas, diferente formación, diferentes deseos, diferentes personalidades en definitiva.

Diosa FemDom Mistress Esclavo BDSM Sesión

La Dominatriz

La Dominatriz es la gran dama, la amante absoluta de aquellos que están dispuestos a someterse a sus deseos y ser sus esclavos. Normalmente no tienen contacto físico con su sumiso, limitándose a ejercer su papel de dominación.

En algunos casos, la Dómina puede permitir que su esclavo la toque.

Ella siempre tiene el poder de permitir o no permitir que su sumiso tenga sexo, se masturbe o haga cualquier otra cosa.

En los juegos más suaves con la única actitud de amante es suficiente para disfrutar enormemente en un emocionante juego de rol.

Componentes de FemDom

Según el dicho, FemDom es la «mano dura en el guante de seda», y sus componentes van desde la sumisión, la humillación, la esclavitud, la adoración, etc…

Lo mejor son sus posibilidades de constante cambio, ninguna sesión es igual a otra.

El juego de la Dominación Femenina no debe ser visto como algo malsano y dañino donde predomina el dolor físico o la violencia.

Esta actividad va más allá y lo que sucede entre Dómina  y Esclavo es la confianza mutua, lo suficiente como para hacerlo totalmente vulnerable.

Por lo tanto y para evitar problemas, siempre hay que tener claras las premisas del BDSM «saludable, seguro y consensuado».

Si quieres saber que prácticas de dominación femenina me gustan, entra a ACERCA DE MI.

O puedes continuar leyendo acerca de:

O tambíen puedes visitar mis galerías de imágenes haciendo click sobre una de las imágenes: